"Si la gimnasia ritmica fuese fácil, se llamaría fútbol"

Entradas etiquetadas como ‘tono muscular’

Ballet, el pilar básico

En ocasiones se ha podido oír en torno al mundo de la gimnasia rítmica que el ideal de gimnasta es el de una bailarina de ballet con manejo de aparatos. Esto se debe a la condición de pilar fundamental que tiene el ballet clásico en la gimnasia rítmica.Las aportaciones que el ballet puede hacer en una gimnasta son innumerables, pero se centran fundamentalmente en el control postural.

Punteras de ballet

Punteras de Ballet

La limpieza en un montaje de gimnasia rítmica se mide fundamentalmente por el hecho de que la gimnasta realice todas las dificultades con las rodillas y puntas estiradas,  en este aspecto el ballet es fundamental.

A través de la práctica del ballet la gimnasta adquiere fortaleza física, muy necesaria para la ejecución de saltos. Por otro lado, el ballet influye muy positivamente en la gimnasta en cuanto a la ejecución de los giroS ya que para realizarlos es fundamental establecer un eje corporal en el que se mantenga la columna vertebral completamente rígida, y este, es precisamente la base fundamental del ballet. Una de las dificultades más comunes en las gimnastas para aprender a ejecutar  los giros es la colocación de la cabeza ya que ésta no gira a la paz que el cuerpo si no que hay que establecer un punto visual de referencia y girar la cabeza partiendo de él y volviendo a él.

En cualquier clase de ballet podemos distinguir ejercicios destinados a la mejora del tono muscular, muy necesarios para la elevación que realizan las gimnastas en los equilibrios, ejercicios para aprender la técnica del giro y series de saltos .Las partes del cuerpo en las que se centran los ejercicios de ballet son la espalda, las piernas y los glúteos.

Por otro lado, uno de los aspectos que más valoran las jueces en un montaje de gimnasia rítmica, es que la gimnasta mantenga en todo momento los empeines de los pies estirados, “en punta”. Para ello en las clases de ballet se realizan ejercicios en las espalderas destinados a mejorar la flexibilidad del empeine y que consisten en dejar caer el peso del cuerpo sobre los empeines de los pies para lograr una mayor flexibilidad.

Los ejercicios de ballet se realizan siempre con música por lo que la gimnasta aprende a coordinar sus movimientos y sincronizarlos con la música, algo que luego tendrá que repetir en su propio montaje.

A parte de lo relativo a la colocación corporal y al fortalecimiento del tono muscular, en ballet la gimnasta aprende actitud. Actitud a la hora de presentar su montaje ante un público y ante las jueces, no olvidemos que una gimnasta a parte de la ejecución de un montaje tiene que expresar, expresar tal como lo hace una actriz.

Por todo esto, el ballet constituye no una formación complementaría en la gimnasta sino más bien la base principal  a partir de la cual, una vez se domina, comenzar a aprender el manejo de aparatos y demás técnicas específicas de la gimnasia rítmica.

Fuentes:

Texto: propio.

Foto: De Dough Wheller (usuario en Flickr) y usada con licencia Creative Commons.

Video: Ha sido subido a Youtube por un usuario llamadao AnaheimBallet.

Anuncios