"Si la gimnasia ritmica fuese fácil, se llamaría fútbol"

Archivo para la Categoría "El reglamento en la Gimnasia Rítmica"

El reglamento en la Gimnasia Rítmica

A menudo, al observar los ejercicios que las gimnasta realizan en las competiciones de gimnasia rítmica, y especialmente en las competiciones de elite de este deporte, nos preguntamos como pueden encontrar las jueces diferencias entre unos y otros cuando, a simple vista,  todos nos parecen espectaculares. Los espectadores que no conocen la disciplina de la rítmica difícilmente pueden encontrar diferencias entre un montaje u otro, pero como cualquier otro deporte la gimnasia rítmica tiene un reglamento establecido, un reglamento estricto y definido que permite a las jueces evaluar los ejercicios de las participantes con objetividad.

Las jueces, son las encargadas en gimnasia rítmica de la valoración de cada uno de los montajes que realizan las gimnastas que van pasando por el tapiz. Éstas suelen ubicarse dentro de la competición en una mesa alargada frente al tapiz donde las gimnastas realizan sus ejercicios para visualizar correctamente cada detalle de las rutinas de las participantes.A diferencia de otros deportes, en la gimnasia rítmica el número de jueces es elevado, en un torneo ordinario suele oscilar entre 10 y 12 jueces. Este número es necesario

Ficha dificultad

Ficha utilizada por las jueces para evaluar la ejecucción

debido a la brevedad de los ejercicios que realiza la gimnasta y a la concentración de un gran número de elementos del montaje en muy poco tiempo por lo que es necesaria la atención de muchas jueces para poder evaluarlos todos. Es habitual ver a exgimnastas desarrollando la labor de juez, pues cuando las gimnastas no pueden seguir practicando este deporte debido normalmente, a la exigencia física del mismo así como al gran número de horas que requiere, deciden pasar al otro lado del tapiz y convertirse en jueces de las competiciones. Para ello es necesario formarse realizando los distintos cursos que imparte La Real Federación Española de Gimnasia, y que incluyen fundamentalmente el conocimiento del código de puntuación. Dicho código se renueva cada año, por lo que la formación de una juez de gimnasia rítmica es una formación continua, que requiere una formación constante por parte de las jueces.

En la puntuación de un ejercicio de gimnasia rítmica se diferencias dos partes fundamentales: la ejecución y la dificultad. Cada una de estas partes se puntúa del 1 al 10 por lo que la máxima nota final a la que una gimnasta puede aspirar es de 20 puntos. En la parte de ejecución se puntúan la corrección de los elementos en técnica corporal y en técnica del aparato. Esto se traduce en hechos claves como que la gimnasta realice todo su ejercicio con puntas y piernas estiradas, la coordinación con la música, la utilización de todo el espacio del tapiz. Por otro, lado en el apartado de dificultad se valoran los equilibrios, saltos y giros que realiza la gimnasta durante el montaje, así como los movimientos típicos de cada aparato que acompañan a estos elementos de dificultad. Así en la realización de un lanzamiento, por ejemplo, se valoraría en el apartado de ejecución la correcta realización del lanzamiento, mientras que la recogida del mismo se valoraría en el apartado de dificultad.

Por otro lado, las penalizaciones más habituales en gimnasia rítmica y que toda gimnasta debe evitar son: dejar el aparato quieto durante algún momento del montaje, la salida tanto del aparato como de alguna de las partes del cuerpo de la gimnasta de la  parte más clara del tapiz, no acabar el ejercicio en el mismo instante en el que acaba la música, los pasos no rítmicos dentro del tapiz, la caída de la gimnasta mientras realiza cualquiera de los elementos del montaje.

Existen otros aspectos relacionados con el aspecto de la gimnasta que también pueden conducir a penalizaciones. El atuendo de la gimnasta debe ser ceñido al cuerpo de la misma, de modo que las jueces puedan observar claramente la ejecución de los ejercicios que realizan. En la modalidad de conjuntos todas las gimnastas deben llevar idénticos maillots. En los pies está permitido el uso de punteras aunque también pueden realizarse los montajes descalzas.

En cuanto al peinado y maquillaje, el pelo debe estar recogido en un moño y al igual que el maquillaje debe ser cuidado y destinado a aumentar la expresión de la gimnasta. Las joyas de cualquier tipo, así como los piercings constituyen motivo de penalización pues lógicamente suponen un peligro para la seguridad de la propia gimnasta.

Fuentes:

Texto: propio, con el  conocimiento de haber practicado gimnasia rítmica durante 5 años.

Fotos: De Leticia Ahumada Ramos y usadas con permiso.

Vídeo: grabación y edición propia.

Anuncios