"Si la gimnasia ritmica fuese fácil, se llamaría fútbol"

Mª Carmen Domínguez Ramos comenzó a practicar gimnasia rítmica en el año 97 en la Escuela Municipal de Gimnasia Rítmica en Niebla, más tarde pasó a formar parte del Club Ilipla donde cosecharía sus mejores éxitos como gimnasta. Durante los 11 años que estuvo en este deporte llegó a participar en un Campeonato de España.Todos las recuerdan en el club por su gran flexibilidad de espalda que dejaba a todos boquiabiertos. Una flexibilidad que ha recibido de herencia su hermana, Ana Domínguez Ramos que actualmente es gimnasta en el mismo club en el que lo fue su hermana.A la edad de 15 años se retiró del tapiz y hoy con 21 años recuerda con esta entrevista aquellos maravillosos años.

Pregunta: ¿Cómo llegaste a interesarte por la gimnasia rítmica?

Respuesta: Cuándo comencé a practicar gimnasia rítmica tenía apenas 5 años por lo que fue una decisión de mis padres no mía, el animarme a practicar este deporte. En un pueblo tan pequeño cómo Niebla existe una oferta reducida de actividades extraescolares, por lo que muchos padres apuntan a sus hijas a este deporte.

Mª Carmen Domínguez Ramos y su hermana Ana

Mª Carmen Dominguez Ramos y su hermana Ana

P: ¿Qué recuerdos te quedan de los años durante los cuales fuiste gimnasta?

R: Recuerdo especialmente el campeonato de España, me maravilló todo el ambiente que conocí allí. También recuerdo especialmente el primer campeonato que gané, a pesar de que era muy pequeña nunca olvidaré mi primera medalla que la gané en un Torneo celebrado en Palos de la Frontera. D e los entrenamientos tengo muy buenos recuerdos, de la diversión que suponía para mí ir a entrenar cada tarde, del compañerismo que había entre nosotras, aunque también recuerdo las broncas de la entrenadora cuando hacíamos alguna de las nuestras

P: ¿Recomendarías este deporte a los demás? ¿Por qué?

Absolutamente. La principal razón es la actividad física que se realiza en él, y la segunda es que me parece un deporte precioso. Me gusta mucho la elasticidad de las niñas que lo practican, los movimientos que lo componen, es un deporte con una estética muy bonita y nunca llegas a pensar en las cosas tan bonitas que puedes lograr hacer con tu propio cuerpo.

R: ¿Por qué te retiraste de la gimnasia rítmica?

Principalmente porque es un deporte que necesita muchas horas de entrenamiento. Compaginarlo con el colegío lo había sobrellevado bien, pero con 15 años comienzas a tener otras inquietudes como salir con las amigas, el tonteo con los chicos, y ese tipo de cosas. Otra de las razones que influyó fue que en esa temporada el aparato que me tocó fueron las mazas y yo tenía mucho miedo a este aparato porque es con el que más daño puedes hacerte.

P: Todos en el club dicen ver en tu hermana Ana la misma flexibilidad de espalda que tú tenías, ¿Cómo la ves en este deporte? ¿Qué consejos le das?

R: La veo como una “fenómena”. Me recuerda mucho a mí, por su flexibilidad de espalda, la veo muy bien para lo pequeña que es, me da la sensación de que el aro es más grande que ella. Le aconsejo siempre que estire las puntas y que se tome este deporte en serio, porque a pesar de lo pequeña que es aun, es yá una gimnasta muy disciplinada.

 Fuentes:

Texto: Propio, con los datos obtenidos en la entrevista a Mª Carmen Dominguez Ramos.

Foto:Propia

Vídeo: propio.

La gimnasia rítmica tiene puntos en común con el Ballet, pero a su vez tiene unas características específicas que la hacen distinta. Una de las diferencias más palpables es la inclusión de aparatos en los ejercicios de las gimnastas. A parte de la técnica corporal, una gimnasta debe dominar el manejo de los aparatos como si de una malabarista se tratase.
La pelota tiene forma esférica, su diámetro varía de los 18 a los 20 centímetros, está hecha de goma o plástico y debe pesar al menos

Aro

Aro

400 gramos. Al principio el reglamento solo permitía el uso de pelotas completamente del mismo color, los colores fluorescentes están prohibidos por el reglamento pues el aparato tiene que tener una estética que permita a las jueces verlo con claridad. Actualmente es posible la combinación de colores en las pelotas por lo que se suele conjuntar con el maillot de la gimnasta. A diferencia del resto de aparatos, es el único que no puede agarrarse con fuerza sino que la gimnasta debe llevarlo suavemente en la mano sin ejercer presión.

Pelota

Pelota

Las mazas son el único aparato de gimnasia rítmica compuesto por dos piezas, esto supone una dificultad añadida pues la gimnasta debe manejar ambas mazas a la vez que ejecuta el ejercicio. El material del que están compuestas suele ser caucho o plástico, menos común son las mazas de madera. Su peso está alrededor de 150g por cada maza. Se pueden llevar de un solo color o adornarlas con cintas adhesivas, pero no unas mazas con distinta estética. Requieren de la destreza de ambas manos por parte de las gimnastas.
El aro suele tener un diámetro de 80 a 90 centímetros en el interior. El material del que se compone suele

ser el plástico, debe ser rígido pero a la vez flexible. El tamaño del aro varía en función de la altura de la gimnasta, para saber la talla

Cuerda

Cuerda

de aro de una gimnasta se le coloca a la altura de la cintura. Al igual que las mazas, es común que se decore con cintas adhesivas de los colores que componen el maillot.
La cuerda está compuesta por materiales como el cáñamo o cualquier otro material sintético. En sus extremos tienen nudos que hacen de cabos y que facilitan el agarre a la gimnasta. Para saber la talla de cuerda de una gimnasta ésta se coloca la cuerda en los pies y alarga la cuerda hacia arriba hasta que le llegue a las axilas, una vez colocada de esta forma se le hace los nudos.

Mazas

Mazas

Cinta

Cinta

La cinta está compuesta de satén o un material no almidonado, en su extremo tiene una varillas que puede estar compuesta de plástico, madera, bambú o fibra de vinilo. El ancho varía de los 4 a los 6 cm y su longitud alcanza los 6 metros. Algunas gimnastas la catalogan como el aparato más difícil pues el extremo de la cinta tiene que estar en movimiento durante todo el ejercicio sin tocar el suelo de forma involuntaria. Por otra parte, es fácil que debido a las espirales, zigzag, y demás ondas que se realizan con la cinta ésta se enrede o se hagan nudos. Todos los elementos que la gimnasta realice con un nudo en la cinta por minúsculo que sea quedan invalidados.
Aunque cada gimnasta tiene generalmente un aparato preferido, una buena gimnasta debe saber manejar con destreza cada uno de ellos ya que cada año la FEG cambia los aparatos que cada gimnasta manejará en función de la categoría en la que se encuentre.

Fuentes:

Texto: propio con la consulta de datos en el siguiente enlace http://es.wikipedia.org/wiki/Gimnasia_ritmica

Fotos:

Foto pelota: http://html.rincondelvago.com/000398092.png

Foto cinta: http://images03.olx.cl/ui/3/39/93/58633693_2.jpg

Foto mazas: http://www.tecnosports.com/fotos/gra/462/MAZAS-AMAYA-GIMNASIA-RITMICA-35cm-.jpg

Foto cuerda:http://html.rincondelvago.com/000080621.png

Foto Aro:http://www.tecnosports.com/fotos/gra/467/ARO-AMAYA-GIMNASIA-RITMICA-72cm-.jpg

Vídeo: grabación y edición propia.

Móviles, tabletas y ordenadores de última generación, tener un cuerpo 10, salir del anonimato para convertirse en una persona famosa, llegar a amasar una fortuna, son algunos de los objetivos que más se repiten entre los jóvenes de nuestro país. ¿Pero conlleva todo esto a la felicidad?, ¿Dónde quedaron valores como el respeto, conseguir tus objetivos con esfuerzo, humildad, que enseñaban nuestros abuelos?

La sociedad en la que crecemos hoy los jóvenes está repleta de valores difundidos por la televisión, valores propios de un sistema capitalista. El consumismo, la fama, estar a la última en tecnología, el culto al cuerpo, son algunos de los valores más difundidos  y que están destinados específicamente a jóvenes y adolescentes con el fin preservar el sistema económico y social actual.

Los programas de televisión (véase Gran Hermano), las películas (A tres metros sobre el cielo y todo su repertorio),  e incluso los

Miriam Guillén Orta, exgimnasta

Miriam Guillén Orta, exgimnasta

videojuegos (Los Sims), difunden una imagen de lo que la juventud debería ser o de cómo debería ser cualquier joven para tener éxito en la vida. Pero lo cierto es que si nos parasemos a pensar en los valores que estos productos intentan inculcar a la juventud, nos sorprenderíamos y no gratamente.En una sociedad en la que debido al desarrollo de la tecnología y a su aplicación al mundo del entretenimiento, tenemos cada vez a más niños y adolescentes con problemas de sobrepeso, toma especial relevancia el deporte y los valores que éste inculca.

En cualquier disciplina deportiva es fundamental el esfuerzo para lograr cualquier meta, la gimnasia rítmica es una clara muestra de ello. A diferencia de otros deportes en los que siempre existe la figura del rival, el adversario al que hay que combatir, en la gimnasia rítmica tu rival eres tú misma, las limitaciones las pone tu propio cuerpo y solo tú con tu esfuerzo y trabajo puedes superarlas. Cómo ex gimnasta puedo hablar de los valores que la gimnasia rítmica me enseñó y que tanto aprecio en la actualidad. Entre las paredes de un pabellón aprendí la disciplina, disciplina que mi entrenadora impartía con la mayor de la dulzura pero que el propio deporte exigía.

Miriam Guillén Orta, exgimnasta

Miriam Guillén Orta, exgimnasta

Nunca me pesó llevarme cinco horas en un pabellón entrenando mientras que mis amigas disponían de tiempo libre para jugar en la calle. Para mí, de pequeña  aquello era como un juego. Aprendí a respetar, respetar a mi entrenadora por la maestría con la que impartía sus clases y por el amor que siempre mostraba a este deporte y a sus gimnastas. Aprendí el compañerismo, el compañerismo que existe entre las gimnastas de un mismo club debido a su común afición por este deporte, sobre todo en la modalidad de conjuntos. Es esta modalidad la que más satisfacción me dio personalmente, pues aunque ya había subido a un pódium como gimnasta individual, la emoción de hacerlo con el resto de mis compañeras de conjunto fue mucho mayor. Aprendí que para lograr tus objetivos tienes que esforzarte, y que no vale rendirse ante la primera dificultad. Gracias a la gimnasia rítmica viaje por toda Andalucía conociendo lugares que no hubiese tenido oportunidad de ver  de otra forma y  a gimnastas de las que aún guardo buenos recuerdos.

Por todo ello, pienso que el deporte puede ser la medicina para una juventud enferma de vanidad, empeñada en seguir las pautas de una sociedad vacía de valores humanos.

Fuentes:

Texto: Propio.

Foto: Del fotógrafo Kike Maga y usadas con su consentimiento.

Vídeo: Subido a Youtube por un usuario llamado Fernándo Plana.

En la gimnasia rítmica existen dos modalidades: individual y conjuntos. Para cada modalidad la Real Federación Española de Gimnasia establece competiciones distintas, así como un reglamento diferenciado.

En la modalidad de conjuntos las gimnastas compiten en grupos de cinco, a parte de las cuales se suele contar con dos gimnastas de reserva para que en caso de lesión o cualquier otro incidente el conjunto no quede inhabilitado. El reglamento varía en algunos

Conjunto de cinta y pelota

Conjunto de cinta y pelota

aspectos, por lo general en esta modalidad se da más prioridad al manejo de aparatos que a las cualidades corporales de las gimnastas, por haber más juego en las combinaciones de movimientos de los aparatos  con cinco gimnastas que una sola. La duración del montaje varía en comparación con la modalidad individual, mientras que un montaje en la modalidad individual dura entre 1,15 y 1,30 minutos, en la modalidad de conjuntos se extiende hasta los 2 minutos. En lo relativo a los aparatos varían cada año según la normativa de la FEG y puede darse que las cinco componentes del grupo manejen el mismo aparato o que exista una combinación en la que tres gimnastas lleven un aparato y las otras dos, otro distinto. El reglamento estable que las cinco componentes del conjunto deben lucir idéntico maillot.

En la modalidad de conjuntos de la gimnasia rítmica es en la que la coordinación alcanza su importancia extrema. Además de la coordinación de los movimientos de las gimnastas, que deben efectuar cada elemento del montaje en perfecta sincronización, la coordinación de los aparatos es fundamental para la ejecución de los lanzamientos y recogidas. La dificultad aumenta cuando entre los aparatos utilizados se encuentra las mazas ya que una sola gimnasta maneja dos aparatos en uno. Las componentes de cada conjunto deben estar en el rango de edad que las incluya en la misma categoría, así nunca veremos  formar parte de un mismo conjunto a una gimnasta benjamín y a  una de categoría cadete.

En esta modalidad es en la que más patente están los lazos de unión que se establecen entre  las gimnastas. Cada gimnasta aporta una cualidad al grupo y la relación que exista entre las gimnastas del  se refleja en el resultado final. El trabajo en equipo resulta reconfortante para las gimnastas pero a su vez presenta dificultades, ya que el resultado del grupo en general ya no depende de una sola persona, como en la modalidad individual, sino que depende de un grupo mayor de éstas.

Fuentes:

Texto: propio.

Foto: De Amanda García (usuario en Flickr) y usada con licencia creative commons.

Vídeo: propio.

A menudo, al observar los ejercicios que las gimnasta realizan en las competiciones de gimnasia rítmica, y especialmente en las competiciones de elite de este deporte, nos preguntamos como pueden encontrar las jueces diferencias entre unos y otros cuando, a simple vista,  todos nos parecen espectaculares. Los espectadores que no conocen la disciplina de la rítmica difícilmente pueden encontrar diferencias entre un montaje u otro, pero como cualquier otro deporte la gimnasia rítmica tiene un reglamento establecido, un reglamento estricto y definido que permite a las jueces evaluar los ejercicios de las participantes con objetividad.

Las jueces, son las encargadas en gimnasia rítmica de la valoración de cada uno de los montajes que realizan las gimnastas que van pasando por el tapiz. Éstas suelen ubicarse dentro de la competición en una mesa alargada frente al tapiz donde las gimnastas realizan sus ejercicios para visualizar correctamente cada detalle de las rutinas de las participantes.A diferencia de otros deportes, en la gimnasia rítmica el número de jueces es elevado, en un torneo ordinario suele oscilar entre 10 y 12 jueces. Este número es necesario

Ficha dificultad

Ficha utilizada por las jueces para evaluar la ejecucción

debido a la brevedad de los ejercicios que realiza la gimnasta y a la concentración de un gran número de elementos del montaje en muy poco tiempo por lo que es necesaria la atención de muchas jueces para poder evaluarlos todos. Es habitual ver a exgimnastas desarrollando la labor de juez, pues cuando las gimnastas no pueden seguir practicando este deporte debido normalmente, a la exigencia física del mismo así como al gran número de horas que requiere, deciden pasar al otro lado del tapiz y convertirse en jueces de las competiciones. Para ello es necesario formarse realizando los distintos cursos que imparte La Real Federación Española de Gimnasia, y que incluyen fundamentalmente el conocimiento del código de puntuación. Dicho código se renueva cada año, por lo que la formación de una juez de gimnasia rítmica es una formación continua, que requiere una formación constante por parte de las jueces.

En la puntuación de un ejercicio de gimnasia rítmica se diferencias dos partes fundamentales: la ejecución y la dificultad. Cada una de estas partes se puntúa del 1 al 10 por lo que la máxima nota final a la que una gimnasta puede aspirar es de 20 puntos. En la parte de ejecución se puntúan la corrección de los elementos en técnica corporal y en técnica del aparato. Esto se traduce en hechos claves como que la gimnasta realice todo su ejercicio con puntas y piernas estiradas, la coordinación con la música, la utilización de todo el espacio del tapiz. Por otro, lado en el apartado de dificultad se valoran los equilibrios, saltos y giros que realiza la gimnasta durante el montaje, así como los movimientos típicos de cada aparato que acompañan a estos elementos de dificultad. Así en la realización de un lanzamiento, por ejemplo, se valoraría en el apartado de ejecución la correcta realización del lanzamiento, mientras que la recogida del mismo se valoraría en el apartado de dificultad.

Por otro lado, las penalizaciones más habituales en gimnasia rítmica y que toda gimnasta debe evitar son: dejar el aparato quieto durante algún momento del montaje, la salida tanto del aparato como de alguna de las partes del cuerpo de la gimnasta de la  parte más clara del tapiz, no acabar el ejercicio en el mismo instante en el que acaba la música, los pasos no rítmicos dentro del tapiz, la caída de la gimnasta mientras realiza cualquiera de los elementos del montaje.

Existen otros aspectos relacionados con el aspecto de la gimnasta que también pueden conducir a penalizaciones. El atuendo de la gimnasta debe ser ceñido al cuerpo de la misma, de modo que las jueces puedan observar claramente la ejecución de los ejercicios que realizan. En la modalidad de conjuntos todas las gimnastas deben llevar idénticos maillots. En los pies está permitido el uso de punteras aunque también pueden realizarse los montajes descalzas.

En cuanto al peinado y maquillaje, el pelo debe estar recogido en un moño y al igual que el maquillaje debe ser cuidado y destinado a aumentar la expresión de la gimnasta. Las joyas de cualquier tipo, así como los piercings constituyen motivo de penalización pues lógicamente suponen un peligro para la seguridad de la propia gimnasta.

Fuentes:

Texto: propio, con el  conocimiento de haber practicado gimnasia rítmica durante 5 años.

Fotos: De Leticia Ahumada Ramos y usadas con permiso.

Vídeo: grabación y edición propia.

Por todos es conocida la dureza del entrenamiento en la gimnasia rítmica. Cuando cualquier persona ve un montaje de gimnasia rítmica, se sorprende de la flexibilidad, coordinación, y manejo de aparatos que tienen las gimnastas.Pero, ¿Cuántas horas son necesarias para lograr ejecutar tan bonito ejercicio?

Las horas que una gimnasta dedica a este deporte varían según el nivel en el que nos encontramos. Una gimnasta que compite a nivel autonómico en la comunidad de Andalucía entrena de media 13 horas semanales, éstas sin contar las horas que dedica a las clases de ballet. Las horas aumentan si nos movemos entre las gimnasta olímpicas que pueden llegar a entrenar unas 7 horas diarias.

Leo Macías, Club Ilipla

Leo Macías, Club Ilipla

En todo entrenamiento de gimnasia rítmica encontraremos el denominado “calentamiento”, como en otros muchos deportes pretende mediante diversos ejercicios llegar al estado óptimo de los músculos y articulaciones.

La flexibilidad es una cualidad fundamental en gimnasia rítmica, por lo que después del calentamiento las

Jimena Aragón, Club Ilipla

Jimena Aragón, Club Ilipla

gimnastas suelen realizar ejercicios destinados a aumentar dicha flexibilidad tanto en el tronco inferior (fundamentalmente piernas) y en el tronco superior (espalda).

Por otro lado, la parte de cualquier entrenamiento en gimnasia rítmica denominada “específica”, incluye ejercicios destinados al fortalecimiento muscular de las gimnastas.

Una vez se ha completado está parte del entrenamiento, las gimnastas empiezan a practicar las dificultades que componen sus ejercicios de forma aislada para acabar practicando el montaje

Ana Dominguez, Club Ilipla

Ana Dominguez, Club Ilipla

de forma íntegra.

La ejecución de un montaje de gimnasia rítmica supone un esfuerzo duro de resistencia anaeróbica, por ello las gimnasta tienen que estar en buena forma física. La última parte del entrenamiento de una gimnasta suele ser la preparación física en la que se incluyen ejercicios como la carrera continua, abdominales, flexiones, series de saltos, Etc.  

Flor De Lis Sueiro, Club Ilipla

Flor De Lis Sueiro, Club Ilipla

Pero no todo es esfuerzo desmedido, al pasar tantas horas juntas las gimnasta de un mismo club llegan a establecer lazos de unión muy

fuertes, acudir a cada jornada de entrenamiento supone encontrarse con las compañeras con las que comparten la afición por un mismo deporte.  Tanto las compañeras como las propias entrenadoras acaban convirtiéndose en una familia en la que cada miembro a los demás incondicionalmente.

Fuentes:

Texto: propio.

Fotos: Propias.

Vídeo: grabación y edición propia.

En ocasiones se ha podido oír en torno al mundo de la gimnasia rítmica que el ideal de gimnasta es el de una bailarina de ballet con manejo de aparatos. Esto se debe a la condición de pilar fundamental que tiene el ballet clásico en la gimnasia rítmica.Las aportaciones que el ballet puede hacer en una gimnasta son innumerables, pero se centran fundamentalmente en el control postural.

Punteras de ballet

Punteras de Ballet

La limpieza en un montaje de gimnasia rítmica se mide fundamentalmente por el hecho de que la gimnasta realice todas las dificultades con las rodillas y puntas estiradas,  en este aspecto el ballet es fundamental.

A través de la práctica del ballet la gimnasta adquiere fortaleza física, muy necesaria para la ejecución de saltos. Por otro lado, el ballet influye muy positivamente en la gimnasta en cuanto a la ejecución de los giroS ya que para realizarlos es fundamental establecer un eje corporal en el que se mantenga la columna vertebral completamente rígida, y este, es precisamente la base fundamental del ballet. Una de las dificultades más comunes en las gimnastas para aprender a ejecutar  los giros es la colocación de la cabeza ya que ésta no gira a la paz que el cuerpo si no que hay que establecer un punto visual de referencia y girar la cabeza partiendo de él y volviendo a él.

En cualquier clase de ballet podemos distinguir ejercicios destinados a la mejora del tono muscular, muy necesarios para la elevación que realizan las gimnastas en los equilibrios, ejercicios para aprender la técnica del giro y series de saltos .Las partes del cuerpo en las que se centran los ejercicios de ballet son la espalda, las piernas y los glúteos.

Por otro lado, uno de los aspectos que más valoran las jueces en un montaje de gimnasia rítmica, es que la gimnasta mantenga en todo momento los empeines de los pies estirados, “en punta”. Para ello en las clases de ballet se realizan ejercicios en las espalderas destinados a mejorar la flexibilidad del empeine y que consisten en dejar caer el peso del cuerpo sobre los empeines de los pies para lograr una mayor flexibilidad.

Los ejercicios de ballet se realizan siempre con música por lo que la gimnasta aprende a coordinar sus movimientos y sincronizarlos con la música, algo que luego tendrá que repetir en su propio montaje.

A parte de lo relativo a la colocación corporal y al fortalecimiento del tono muscular, en ballet la gimnasta aprende actitud. Actitud a la hora de presentar su montaje ante un público y ante las jueces, no olvidemos que una gimnasta a parte de la ejecución de un montaje tiene que expresar, expresar tal como lo hace una actriz.

Por todo esto, el ballet constituye no una formación complementaría en la gimnasta sino más bien la base principal  a partir de la cual, una vez se domina, comenzar a aprender el manejo de aparatos y demás técnicas específicas de la gimnasia rítmica.

Fuentes:

Texto: propio.

Foto: De Dough Wheller (usuario en Flickr) y usada con licencia Creative Commons.

Video: Ha sido subido a Youtube por un usuario llamadao AnaheimBallet.